Infografía: Concurso de posicionamiento

concurs

Anuncis

Comunidades de Google+: Ventajas e inconvenientes

Entrada creada originalmente para el TFM Mis Redes Sociales no son verticales

Comunidades de Google+: Ventajas e inconvenientes frente a las redes sociales temáticas.

Comunidades de Google+

Comunidades de Google+. Redes Sociales Temáticas ventajas e inconvenientes

Para defender las ventajas que nos ofrece Google+ frente a las redes sociales temáticas, no nos vale el mismo argumento que utilizábamos en la entrada dedicada a los Grupos de Facebook: no, no estamos siempre conectados a Google+… O no lo estamos conscientemente: si trabajamos con Gmail, tenemos Google+ a un clic.

Pero, ¿quién no tiene un perfil de Google+? No entraremos a valorar las prácticas de Google que, durante un tiempo, estuvo creando automáticamente perfiles de Google + asociados a otros servicios como Gmail... La cuestión es que muchos tenemos ese perfil y algunos no sabemos ni el cómo ni el por qué. Podemos eliminarlo, si no vamos a usarlo o podemos sacarle provecho.

A parte de los perfiles, Google+ ofrece la posibilidad de crear páginas (al estilo de Facebook) a empresas, marcas y entidades, que cada vez están más presentes porque, es sabido que, tener presencia en Google+ es bueno para mejorar el posicionamiento de blogs i webs en las páginas de resultados de Google.

Pero, lo que es realmente interesante de Google+ son sus comunidades.

Las comunidades de Google+ ofrecen muchas más posibilidades que los grupos de Facebook ya que permiten integrar muchos otros servicios de Google: Calendar, Drive, Sites, etc.

Nuestro perfil de Google+ nos permite participar en aquellas que sean de nuestro interés o crear una propia.

Os mostramos un ejemplo: la Biblioteca Municipal de Lloret de Mar, utiliza una comunidad de Google+ como herramienta de comunicación interna. Ved como funciona!

 Comunidades de Google+

Es prácticamente una red social! En ella cabe tanto una charla distendida como el enlace a los procedimientos alojados en un Site de Google, todo ello en privado.

Pero podemos crear la comunidad que necesitemos y convertirla en nuestra red social temática particular. Un ejemplo:

https://plus.google.com/communities/106418289315125151758

Todo son ventajas! De hecho, el único inconveniente que podríamos encontrar es que nuestros contactos no estén en Google+ pero, en una red social temática “convencional” el inconveniente es el mismo: al principio, nadie la conoce.

I tú, ¿perteneces a alguna comunidad de Google+? ¿También crees que todo son ventajas?

 

#RSNoVerticales by @lidiabartolome

Twitter: la red social que gusta a todo el mundo

Entrada creada originalmente para el TFM Mis Redes Sociales no son verticales

Hasta hoy, en el debate redes sociales temáticas ventajas inconvenientes, hemos analizado algunas redes sociales temáticas y algunas redes sociales generales.

Debate Redes Sociales Temáticas Ventajas Inconvenientes

Lidia Bartolomé

Tanto nosotras como los participantes en el debate hemos opinado a favor o en contra de ellas, destacando sus ventajas o inconvenientes.

De Google+,  nos gusta la facilidad de interacción con las herramientas de Google Drive pero, no nos gusta para acoger a una comunidad de científicos.

De Mendeley , nos gusta su faceta de gestor de referencias bibliográficas pero no nos gusta tanto como espacio para el diálogo entre investigadores.

Lo mismo ha ido sucediendo con cada una de las redes sociales analizadas y, en este punto del debate, nos planteamos: ¿existe una red social que guste a todo el mundo? La respuesta es sí: Twitter.

¿Existe una red social que guste a todo el mundo? La respuesta es sí: Twitter Tweet: Existe una red social que guste a todo el mundo? La respuesta es sí: Twitter via @lidiabartolome

Si seguimos en la línea de la ciencia y la investigación, vemos que el uso de Twitter es habitual e incluso, encontramos verdaderas estrellas de la divulgación científica en 140 caracteres:

En Twitter encontramos verdaderas estrellas de la divulgación científica en 140 caracteres Tweet: En Twitter encontramos verdaderas estrellas de la divulgación científica en 140 caracteres via @lidiabartolome

Neil deGrasse Tyson es astrofísico. Director del Planetario Hyden de Nueva York y gran divulgador científico. Con una habilidad especial para simplificar las teorías científicas más complicadas y hacerlas llegar al gran público, se siente en Twitter como en casa:

  • Más de 3.700.00o seguidores
  • 4.400 tuits
  • un especial sentido del humor

Sam Harris, neurocientífico, es autor de varios libros en los que es muy crítico con la religión. Defiende que la ciencia puede ofrecer respuesta a cualquier duda moral que el ser humano pueda plantearse.

  • Más de 300.00 seguidores
  • 3.500 tuits
  • tuitea con descaro

Son solo dos ejemplos pero encontraréis más en la lista elaborada por la revista Science: The top 50 science stars of Twitter.

¿Qué os parece? ¡Ciencia y divulgación científica en 140 caracteres!

Lydia Gil

Parece la mezcla ideal…

O al menos me quedo con esa sensación después de estos 3 meses de trabajo con el blog Social Media en Investigación, en el que he podido comprobar que a la comunidad científica le gusta participar en el microblogging por su frescura, inmediatez y facilidad de acceso a los temas de su interés.

Un ejemplo, es el estudio que realicé sobre el uso de las redes sociales en los centros de investigación catalanas, que dio como resultado que un 68% apostaba por Twitter por un 36% de Facebook.

Un dato que me sorprendió bastante es que el ámbito que más apuesta por las redes sociales es de las ciencias de la salud. Casi un 50% de estos centros disponen de un perfil social en los medios sociales, siendo Twitter la red más relevante.

En cambio, los centros de Humanidades y Letras, se muestran totalmente reacios a participar en ellas, y sólo uno de ellos incluye en su estrategia de comunicación estos medios.

Viendo los diferentes usos que tiene Twitter, nos planteamos que sería interesante saber qué uso hacen las redes sociales científicas del microblogging. ¿Lo necesitan? ¿Lo potencian? ¿O simplemente están porque tienen que estar?

Hablan los datos:

Academia es la red social científica más usada a nivel mundial, con una comunidad de más de 22 millones de usuarios. Sin embargo, su presencia en Twitter (@academia) pasa totalmente desapercibida con sólo 19.000 seguidores. Una pequeña diferencia, ¿no? Pero bueno, cómo lo van a conseguir si sólo tienen 386 tuits publicados y su perfil data de 2009.

En el caso de Mendeley, que es una red social más pequeña, con apenas 3 millones de usuarios, la presencia en el microblogging parece, de entrada, más fuerte ya que cuenta con 3 perfiles. Sin embargo, sus datos también son un pelín decepcionantes:

@MendeleyTips 5.297 seguidores / 425 tuits.

@mendeley_com 10.500 seguidores / 5.223 tuits.

@MendeleySupport 5.940 seguidores / 3.478 tuits.

Los datos sorprenden, ya que podría parecer que una red social utilizando otra red social sería muy activa, pero en este caso, es todo lo contrario.

 

Parece evidente que hay dos maneras de utilizar Twitter:

  • Activa: personas o entidades que divulgan, que generan opinión y arrastran seguidores.
  • Pasiva: personas o entidades poco participativas que están ahí porque es necesario para el desarrollo de su marca.

La cuestión es que ¡todos están en Twitter!

¿Cuál es el secreto de Twitter?

¿Qué es lo que os gusta a vosotros? O ¿Qué es lo que no os gusta?

Debate sobre LinkedIn: ¿Qué tipo de red social es?

Entrada creada originalmente para el TFM Mis Redes Sociales no son verticales

Debate Redes Sociales Temáticas Ventajas Inconvenientes

Llegamos al cuarto debate redes sociales temáticas ventajas inconvenientes y después de hablar de Comunidades de Google+, Academia.edu y Mendeley, queremos dedicar esta entrada a una red social difícil de clasificar: LinkedIn.

Para ello, hemos invitado a Meritxell Soria, cuyo proyecto de final de Máster es Todo LinkedIn, que nos aportará un punto de vista experto sobre esta red social.

Todo LinkedIn

Hemos preguntado a algunas personas su opinión sobre LinkedIn y la mayoría coincide en definirla como una red social temática. Algunas de las razones que exponen:

Creo que está enfocada al ámbito laboral. Para cambiar, mejorar o encontrar un puesto de trabajo. Hay profesionales (abogados, consultores, auditores, etc) que publican informes, pero creo que el fin de esos trabajos es hacerse con una reputación para que después otras compañías los fichen.

O bien:

Porque el centro es el perfil profesional de los usuarios.

Porque está enfocada a contactos laborales.

También hay quien piensa que puede ser considerada temática y general al mismo tiempo. Lo argumenta así:

 De hecho, es una red social general pero, como la mayoría de mis contactos son del mismo sector en qué trabajo, acaba convirtiéndose en una red social temática que me ayuda a estar informada de las novedades del sector.

Un 70% de las personas encuestadas, que tienen perfil en LinkedIn, reconoce que no lo actualiza nunca o casi nunca, el 30% restante, dice hacerlo periódicamente.

Finalmente, encontramos alguna opinión curiosa del uso que se hace de LinkedIn en comparación con Facebook:

Considero LinkedIn bastante elitista. Cuesta ver perfiles que no sean de cierto “estatus” laboral. En Facebook la gente farda de cosas materiales y amigos y aquí fardan de títulos y masters.

Lydia Gil:

Cuando empecé a trabajar con mi proyecto Social Media en Investigación creía que LinkedIn no se encontraba entre las preferencias de los investigadores, probablemente porque yo misma la tenía muy encasillada en la red social que si pones una foto donde salgas guap@, te ayuda a encontrar trabajo.

Sin embargo, buscando información en la red descubrí los resultados de una encuesta realizada a 3.000 científicos de todo el mundo de diferentes especialidades que llevó a cabo la revista Nature en 2014 y que pretendía descubrir cómo utilizan los investigadores Twitter, Facebook, LinkedIn, ResearchGate, Academia y Mendeley.

En mi opinión, los resultados son bastantes sorprendentes:

  • Un 12% de los encuestados afirma visitar regularmente LinkedIn, lo que la convierte en la segunda red social preferida por los investigadores, sólo por debajo de ResearchGate.
  • Más de un 60% utiliza LinkedIn para contactar con otros científicos. Este dato no varía mucho sobre el principal uso que hacen los investigadores encuestados en las grandes redes sociales como Academia o ResearchGate.
  • Cerca de un 40%, se decanta por darle ese toque de red social especializada y la utiliza para buscar trabajo, descubrir pares y contactarlos.
  • Un 20%, la usa para compartir contenidos y participar en los foros de debate. Este dato no me acaba de cuadrar, ya que como hemos visto en los debates anteriores parece ser que los científicos prefieren debatir de forma más informal en redes como Facebook.

Meritxell Soria:

En el caso de los científicos, creo que LinkedIn permite a diferentes investigadores de diferentes países estar en contacto. En concreto, han surgido con mucha fuerza grupos centrados en las ayudas Horizon2020. Este programa financia proyectos de investigación e innovación de diversas áreas temáticas en el contexto europeo, contando con casi 80.000M€ para el periodo 2014-2020. Investigadores, empresas, centros tecnológicos y entidades públicas tienen cabida en este programa. Pero son necesarios tres grupos de investigadores de diferentes países para participar en la convocatoria, por eso LinkedIn permite el contacto y la colaboración. Por ejemplo, el grupo Horizon 2020 “Framework Programm for Research & Innovation” es un grupo privado con 168.188 miembros, contiene varios subgrupos de trabajo y multitud de entradas  y comentarios de los miembros.

Lidia Bartolomé:

Yo no puedo dejar de ver en LinkedIn todas las características de las redes sociales generales. La diferencia está en como la usamos y es que, con LinkedIn no vamos cada poquito a ver que pasa, como algunos hacemos con Facebook o Twitter.

Pero sí que recibimos los avisos: “Lidia, hay usuarios que ven tu perfil de LinkedIn” o “Lidia, añádeme a tu red de LinkedIn”. Algunos, más motivadores: “x ha validado tu aptitud y”. ¿Cómo resistirse?

La verdad es que, las opciones que ofrece LinkedIn, me recuerdan mucho a las que nos ofrece Facebook y, sobretodo, Google+:

  • Un perfil que podemos configurar a modo de currículum
  • Un feed de noticias en el que recibimos las actualizaciones de nuestros contactos
  • La posibilidad de crear páginas de empresa o entidad
  • Grupos de debate temáticos (similares a las comunidades de Google+)

La diferencia radica en la especialización pero ¿es especializada la red social o lo son las diferentes comunidades que coexisten en ella?

Como expone Lydia, la idea generalizada es que se trata de una red social para mantener un currículum que te ayude a encontrar trabajo o a mejorar profesionalmente. Sin embargo, parece que un gran número de usuarios, son profesionales en activo que utilizan la red para comunicarse con otros profesionales de su mismo ámbito.

Entonces, ¿cómo definirla? Yo me decanto por considerarla ambas cosas:

  • General: es adecuada para cualquiera, sin importar profesión, formación, estatus, etc.
  • Temática: en ella se forman comunidades temáticas especializadas en materias, disciplinas, profesiones, etc.

Meritxell Soria:

Aunque existe la duda entre red social general o temática. Para mí, LinkedIn es una red social temática, está muy centrada en la creación de una red de contactos, es una red social profesional. No existe la misma diversión u ocio que hay en Facebook y Twitter. Por eso, la clasifico como red vertical. Otra cosa es que tiene características propias de red social como es la solicitud de amistad/contacto, los recordatorios… Pero esta discusión se da en muchos círculos y nadie tiene la respuesta correcta. Creo que la propia evolución de las redes sociales está creando una tendencia hacia redes sociales temáticas, cada vez más especializadas donde los usuarios se reúnen según sus preferencias.

Lydia Gil: Para mí es una red social temática, sin llegar a tener ese grado de especialización como las redes sociales para investigadores que estoy estudiando. Creo que su mérito es reunir a profesionales de áreas muy diversas y que éstos encuentren sus puntos en común.

Y ahora, tu turno:

¿Mantienes tu perfil de LinkedIn actualizado?

¿Te parece LinkedIn una red social temática?

Debate sobre Academia.edu: ventajas e inconvenientes

Entrada creada originalmente para el TFM Mis Redes Sociales no son verticales

Algunos ya conocéis la sección que compartimos con Social Media en Investigación, en la que pretendemos generar debate alrededor de dos posturas, en principio, contrarias. Los que no la conocéis, sed bienvenidos a este espacio en el qué, además de debatir y aprender entre todos, pretendemos posicionar nuestros blogs por la palabra clave “Redes sociales temáticas ventajas inconvenientes”.Debate sobre Academia.edu: ventajas e inconvenientesHoy queremos hablar de la red social temática Academia.edu, a la cual Lydia Gil dedica la entrada Academia.edu: la red social para investigadores.

Academia.edu es una red social gratuita que tiene como objetivo conectar científicos, ofrecerles una plataforma para compartir sus trabajos de investigación y facilitarles el seguimiento de los artículos que son relevantes para sus campos de estudio”.

@Academia apuesta por el acceso abierto a la producción científica  Tweet: @Academia apuesta por el acceso abierto a la producción científica

“El proceso de innovación científica debe ser más abierto, fomentando la colaboración de profesionales de diferentes áreas, para conseguir que las ideas se compartan más y se obtengan soluciones más rápido.” (Richard Price, fundador de Academia.edu en 2008).

Para ello, la plataforma no tiene en cuenta el proceso editorial “peer review” que han seguido los artículos a la hora de ser publicados, por lo que son los propios científicos los que deben evaluar la calidad de las publicaciones.

Ventajas

Lydia Gil: Personalmente, me gusta la filosofía bajo la cual fue creada, ya que favorece la eliminación de barreras al conocimiento.

Academia.edu fue pionera en el mundo de las redes sociales científicas y considero que parte de su acierto fue haber sabido adaptar el diseño de Facebook a su plataforma, dándole su toque diferencial y especializado para los investigadores.

Si tuviera que quedarme con 3 de sus ventajas, elegiría las siguientes:

Mayor alcance de las publicaciones

Todos los documentos incorporados a Academia.edu son indexados por los principales buscadores y la plataforma goza de un magnífico posicionamiento Tweet: Todos los documentos incorporados a @Academia son indexados por los principales buscadores

En mi trabajo suelo realizar búsquedas de artículos en nuestro grandioso amigo Google y diría que prácticamente 8 de cada 10 veces la primera posición la ocupa esta red social, y no otras alternativas, quizás más relevantes, como un repositorio, Google Scholar o una web institucional.

Incrementa el impacto de las publicaciones

Recientemente, la red social ha presentado un estudio que concluye principalmente dos cosas:

  • Los investigadores que comparten sus artículos en Academia.edu obtienen un 83% más de citaciones que los que no lo hacen.
  • Los artículos que están colgados en esta red social reciben un 75% más de citas que los que se difunden por otros medios.

En mi opinión, son resultados un pelín exagerados, pero algo de verdad deben de tener cuando han logrado cautivar a más de 18 millones de usuarios y han logrado convertirse en la red social científica más popular, ¿no crees?

Una plataforma intuitiva, funcional y con una curva de aprendizaje mínima

La facilidad de uso y diseño funcional ha llevado a muchos investigadores a utilizar el perfil científico de esta red social como página personal.

Inconvenientes 

Lidia Bartolomé: Con el fin de poder rebatir las ventajas que expone Lydia, he creado mi propia cuenta y he experimentado un poco: Academia.edu me gusta. Esa es mi primera conclusión. Pero, como pretendemos generar debate, voy a exponer algunas debilidades importantes que impiden el éxito de la red social en cuestión.

Falta de control: cualquiera puede tener un perfil y subir sus publicaciones aunque no sea un investigador.

He creado mi perfil en pocos minutos y he subido un documento. No soy investigadora y nunca hubiera superado un proceso “peer rewiew”. Mi documento, indexado bajo las categorías SocialNetworking y SEO, aparecerá como sugerencia para aquellos que hayan definido esos mismos intereses de investigación.

Esta falta de control se traduce en otros problemas como la existencia de duplicados o la vulneración de los derechos de autor, cuestión que ya ha causado algunos quebraderos de cabeza a la plataforma.

Ausencia de espacio de foro donde debatir, comentar y compartir.

Creo que es la principal carencia de Academia.edu y lo que causa que sea vista más como repositorio que como red social.

Nos encontramos ante un intento de dar visibilidad a la producción científica, de hacerla más cercana pero, no tenemos los medios mínimos para facilitar la comunicación entre investigadores.

Actualmente, Academia.edu experimenta con lo que denomina “sessions” y que define como:

“a place where you can go to discuss a paper or provide feedback on another author’s paper. If you have been invited to a session, it is because that author would like you to join the conversation about a paper they’ve just uploaded.”

Un espacio de discusión alrededor de un documento determinado, que parece estar más en la línea de los hangouts de Google+ que del muro de Facebook.

Sin duda, hay que valorar positivamente el objetivo principal de Academia.edu pero, no podemos dejar de echar de menos algunas de las características principales de las redes sociales.

Necesita complementarse con redes sociales generalistas para llegar al gran público

Podemos crear nuestra cuenta conectándola directamente a nuestro perfil de Facebook o de Google+ y tuitear nuestros documentos muy fácilmente. Todo parece pensado para difundir nuestras publicaciones en las grandes redes sociales generalistas, fuera de Academia.edu.

Explorando algunos perfiles de investigadores conocidos constato que, los más activos en Academia.edu, son también muy activos en las redes sociales generales, sobretodo en Twitter. Todo ello me lleva a pensar que el uso combinado de Academia.edu con otras redes sociales generales, como Twitter o Google+ es necesario.

Lydia Gil: Sí, porque la gracia de las redes sociales especializadas es que el mensaje llega a un público con intereses similares. No digo que las redes sociales generales no se tengan que utilizar en el ámbito científico, pero imagina que un investigador decide compartir su artículo en Twitter, ¿a los cuántos segundos pasaría desapercibido?

Lidia Bartolomé: Es evidente que un tuit debe llevar a otro espacio online. Las redes sociales generales deben servir, entre otras cosas, para difundir contenidos publicados en otros espacios que los almacenen en condiciones óptimas y permitan su indización para facilitar su recuperación. La cuestión es ¿Es Academia.edu la plataforma adecuada?

¿Qué pensáis vosotros?

¿Tenéis perfil en Academia.edu?

¿Os parece que una red social para investigadores, como Academia.edu, se complementa bien con las redes sociales generales?